Trazabilidad del producto


Trazabilidad del producto

En términos generales, el rol de la tecnología dentro de la industria se ha focalizado en la mejora de la comunicación, control y seguridad de las operaciones, representado en una gran variedad de sistemas de información que facilitan la trazabilidad y seguimiento de las mercancías.

¿Qué es la trazabilidad del producto? 
Este proceso consiste en un conjunto de medidas, acciones y procedimientos que permiten registrar e identificar cada producto desde su origen hasta su destino final. Implementándola, contamos con la posibilidad de encontrar fácilmente y seguir el rastro, a través de todas las etapas de producción, transformación y distribución de un determinado producto.

¿Cómo se logra?
Hay que recordar que cada industria se maneja de forma distinta ya que su cadena logística se encuentra compuesta de diferentes etapas de acuerdo al producto en que se especializa. 

Sin embargo, no hay una cadena de suministro donde los diferentes sistemas de etiquetado no juegan un papel importante en la trazabilidad. Éstas pueden ser:

  • Códigos de barras (1D)
  • Códigos QR (2D)
  • RFID

Sin embargo, hay que reconocer que el etiquetado con sistema RFID sigue siendo el más adecuado para esta tarea. 

Etiquetado RFID


El RFID y su papel en la trazabilidad
Cuando hablamos de la trazabilidad de los productos, es necesario que esta se encuentre presente en todas las etapas para facilitar el control, la retirada de los productos defectuosos, la información de los consumidores y la atribución de responsabilidades. El sistema o procedimiento que se haya decidido implementar, deberá estar en condiciones de identificar a las empresas que le hayan suministrado materiales, sustancias o productos que se hayan utilizado en la fabricación de tu producto, a fin de tener la información relevante de cada proveedor cuando se solicite. 


Ya vimos con anterioridad qué tipos de RFID podemos implementar en nuestra industria y algunas de sus ventajas. Pero ahora hablaremos con mayor detalle el papel que juega este tipo de etiquetado en la trazabilidad de los productos.


A través de la tecnología RFID, cada producto puede ser identificado como único, a diferencia del código de barras que lo hace a nivel de artículo o producto, así seguir un RFID a través de toda la cadena de suministro, punto por punto, hasta que finalmente llega a las manos del consumidor final se convierte en una tarea más fácil. Además, los productos no necesitan estar en contacto visual con un lector, pues las etiquetas son leídas a una distancia de 10 metros y son capaces de almacenar una mayor cantidad de información que el código de barras.


Es verdad que este tipo de etiquetado no es conveniente para todas las industrias, por el alto costo que representa instalar toda la tecnología necesaria. Sin embargo, para industrias como de autopartes, farmacéutica, embarques, logística, entre otras, tienen grandes ventajas al momento de rastrear sus productos y lotes. 


Un ejemplo práctico
Una práctica común de piratería se presenta en el sector farmacéutico, pues según las Organización Mundial de la Salud (OMS), en los países en desarrollo, hasta un 50% de los medicamentos que se comercializan son piratas, mientras que a nivel mundial esta cifra es de 10%. Además, el robo de medicamentos, según la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma), provoca pérdidas anuales de 2,000 millones de pesos para el sector.


Es así como podemos darnos cuenta que llevar un correcto control de tus productos, no sólo optimiza tu cadena de suministro y reduce costos, sino que también te da un perfecto control de la ubicación de ellos y minimiza el riesgo de perder lotes de tu producto que a la larga debilitan las ganancias de tu empresa. 



Categorías: Trazabilidad

Tags: trazabilidad , RFID , tag , logística